Los deportes aeróbicos como correr nos ayudan a quemar grasa, ganar músculo y ponernos en forma, de modo que resultan muy beneficiosos para nuestra salud. Hoy en día la vida saludable está de moda (¡y esperamos que esta moda permanezca!), de modo que cada vez hay más runners. El problema es que muchos se dan cuenta de que llevan rutinas demasiado estresantes, de que tienen poco tiempo y de que lo último que les apetece los días de mucho calor o mucho frío es salir a correr a la calle. Por suerte, existe una solución magnífica para estos casos: las cintas de correr.

 

Ser runner sin salir de casa es muy fácil hoy en día: basta con elegir, entre la inmensa cantidad de opciones que ofrece el mercado de cintas de correr, una máquina que se adapte a las necesidades del usuario. Visto así, no es tan fácil, pero para haceros la vida más cómoda hemos creído oportuno compartir contigo esta práctica guía de compra de cintas de correr. Seguro que te resulta muy útil para empezar a ponerte en forma desde casa.


running en la cinta de correr


Cuando comiences a darle uso a tu nuevo artilugio verás que tus objetivos empiezan a ser palpables. Pero, suele ocurrir que, con el paso del tiempo, el cuerpo se acostumbra a seguir un ritmo más acelerado y deja de quemar grasa, producir músculo y tonificar. Por eso, las personas que llevan a cabo entrenamientos intensivos o que tienen una vida deportiva muy activa suelen tomar suplementos deportivos.


Como todos sabemos, el ejercicio físico debe ir de la mano con una alimentación saludable y equilibrada, pues el gasto calórico que implica ejercitar nuestro cuerpo debe compensarse comiendo bien. Sin embargo, a veces no basta con una alimentación sana y es necesario complementarla con suplementos deportivos naturales, que son igual de sanos y pueden aportarnos los complementos que le faltan a nuestro organismo.


1. Perder peso y quemar grasa

Cuando empezamos a hacer deporte notamos que quemamos grasa y perdemos peso de manera bastante rápida pero, aquellos deportistas que llevan más tiempo ejercitando su cuerpo y ha adoptado una rutina, notan que su cuerpo se acostumbra a este hábito y que deja de quemar grasa. Cuanta más grasa has perdido, más difícil se te hará perder más y, cuanto más acostumbrado esté tu cuerpo al deporte, más tendrás que esforzarte en tus entrenamientos para conseguir resultados.

 

suplementos nutritivos

 

 

Esto lleva a muchos deportistas a ayudar a su cuerpo a conseguir sus objetivos mediante suplementos nutricionales. Ante el crecimiento exponencial de la dificultad de quemar grasa haciendo deporte, complementos dietéticos naturales como los quemagrasas, los termogénicos libres de estimulantes, los supresores del apetito o la L-Carnitina son una muy buena opción para llegar a las metas deseadas. Eso sí, siempre deben ir acompañados de actividad física y de una alimentación saludable y equilibrada. No basta sólo con tomar los suplementos, pues son únicamente complementos: no hacen milagros.

 

1.2. Estimular la regeneración y reconstrucción de los tejidos musculares

Aunque es cierto que corriendo conseguimos eliminar la grasa debido al consumo calórico que este ejercicio supone, eso también significa que nuestro sistema muscular tiende a debiltarse. Esto sucede porque al correr quemamos calorías, de modo que a veces dejamos a nuestro cuerpo sin las energías suficientes para seguir adelante, terminando con las reservas de glucógeno y grasa. Cuando esto ocurre el metabolismo se comporta como si estuviera en una situación de ayuno: como ya no puede alimentarse de calorías, debe recurrir a las proteínas que forman los tejidos y los músculos para obtener energía. Debido a esto, la formación de músculo es difícil de conseguir en un deportista que no siga una dieta muy estricta que evite esta situación. Una buena opción para evitar esta situación y no tener que seguir dietas casi imposibles es recurrir a suplementos de aminoácidos y proteínas específicos para reparar los músculos y evitar su destrucción. Estos son algunos de los más funcionales:

 

  • BCAAs: regeneran el tejido muscular, lo hacen crecer y dotan de energía al músculo para evitar su desgaste.
  • Proteínas: contribuyen a aumentar y fortalecer la masa muscular.
  • Aminoácidos: se unen para formar proteínas. Su ingestión contribuye a fortalecer la masa muscular.
 

2. Mejorar el rendimiento

 

mejorar el rendimiento en la cinta de correr

 

Arginina: el cuerpo no puede producir óxido nítrico sin la arginina, que es necesaria para la realización de muchas funciones del organismo. Los suplementos nutricionales que la contienen nos ayudan a estar más activos, a eliminar residuos tóxicos del cuerpo y a mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

 

  • L-carnitina: aumenta nuestra energía y previene las enfermedades neurodegenerativas. 
  • Creatina: hace que nos sintamos con más energía durante el entrenamiento, pues ayuda a retrasar la fatiga. También hidrata las células, lo que produce una sensación de menos agotamiento. Además, es muy recomendable para deportistas de fuerza, pues aumenta la fuerza y la masa muscular a la par que reduce la grasa corporal. 
  • Maltodextrina: ayuda a mejorar el rendimiento y favorece la recuperación.
 

3. Ayudarnos en la recuperación

Nuestro cuerpo necesita reabastecerse de nutrientes cuando terminamos de entrenar, pues al bajar de la cinta solemos haber acabado con la mayor parte de la energía que teníamos. Aunque es recomendable ingerir alimentos sólidos, la ingesta de suplementos nutricionales naturales nos ayudará a estar al 100% lo antes posible, de modo que al día siguiente podremos continuar haciendo deporte. De este modo, los productos con nutrientes para la recuperación están pensados para personas que hacen deporte de manera intensiva o, por lo menos, muy a menudo. Estos son los principales suplementos dietéticos para contribuir a la recuperación de la energía:

 

  • Antioxidantes: nos ayudan a tener más energía y a sentirnos más vitales. En el último punto de este artículo hablaremos de ellos más a fondo.
  • Amilopectina 
  • Dextrosa 
  • Maltodextrina

4. Prevenir y curar lesiones

La fatiga y el gasto de energía derivados del deporte pueden causarnos lesiones. Es recomendable hacer estiramientos antes y después usar la cinta de correr, pero también lo es alimentarse correctamente, lo que muchas veces supone tomar complementos nutritivos.

 

Las zonas que más suelen resentirse al correr suelen ser los músculos, de los que ya hemos hablado, y las articulaciones, sobre las que informamos a continuación.

 

4.1. Cuidar nuestras articulaciones

Muchas veces oímos que los deportes como el running pueden ser perjudiciales para nuestras articulaciones, pues las desgastan cada vez que nuestros pies impactan contra el suelo. Es decir (y, hablando en un lenguaje un poco más técnico), cuando corremos sometemos al sistema músculoesquelético a grandes presiones cada vez que damos una zancada. De este modo, nos encontramos con un deporte que, aunque por una parte es muy beneficioso, por otra puede dañar nuestras articulaciones.

 

 como cuidar nuestras articulaciones

 

Estos efectos negativos pueden prevenirse de varias formas, pero antes es necesario conocer cómo se produce el desgaste y por qué. El cartílago de las articulaciones es el encargado de amortiguar las sobrecargas (los impactos) y evitar fricciones entre los huesos. El desgaste articular suele producirse como consecuencia de una pérdida de los principales constituyentes del cartílago: los mucopolisacáridos, (que aportan elasticidad, lubricación y capacidad de recuperación frente a las compresiones) y el ácido hialurónico (que retiene agua en la articulación).

 

Sabiendo lo anterior nos damos cuenta de que tenemos varias maneras (complementarias) de evitar este problema:

 

  1. Elegir una cinta de correr con un buen sistema de amortiguación. En la guía de compra de cintas de correr podemos encontrar un apartado en el que se explicita cómo tiene que ser este sistema.
  2. Una buena alimentación e hidratación: es necesario que mantengamos fuertes nuestras articulaciones para que soporten el impacto al que las sometemos. Por eso, debemos mantener un nivel elevado de mucopolisacáridos, agua y ácido hialurónico en el cartílago articular por medio de la alimentación e hidratarnos constantemente: antes, durante y después de la carrera.
  3. Complementos dietéticos: es muy difícil mantener unos buenos niveles de todo lo anterior únicamente siguiendo una alimentación saludable y variada por medio de comidas. Por lo tanto, muchas veces los complementos nutricionales son indispensables para cuidar nuestro sistema articular. En esta guía de salud articular encontrarás los mejores remedios para luchar contra el daño en las articulaciones, incluyendo suplementación alimenticia natural y saludable.
  4. Estiramientos: antes y después de correr es recomendable estirar los músculos y las articulaciones.
  5. Descanso: cada cierto tiempo debes darte un descanso de unos días. Además, lo recomendable es que duermas 7 horas diarias o más.
 

4.2. Antioxidantes

Al hacer deporte respiramos más rápidamente y requerimos de un proceso de oxigenación más rápido para que las células de nuestro organismo dispongan de la energía que necesitan. De este modo, consumimos más oxígeno que normalmente, lo que nos lleva a producir una mayor cantidad de radicales libres.

 

Los radicales libres son sustancias inestables a las que les falta un electrón, de modo que tiene que quitárselo a las moléculas que encuentran a su alrededor. Por desgracia, lo que tienen más a mano son las proteínas, el ADN y las membranas celulares de nuestro cuerpo. Los radicales libres aceleran el envejecimiento y pueden causar daños en las células y el ADN, que a su vez pueden conducir a lesiones y enfermedades más graves.

 

El único modo de combatir a los radicales libres es dándoles el electrón que les falta, y eso es precisamente lo que hacen los antioxidantes. Por lo tanto, los antioxidantes nos ayudan a prevenir las lesiones que causarían los radicales libres y, además, contribuyen a dotarnos de más energía.

 

Ahora que ya conocemos los beneficios de hacer deporte en cintas de correr y sabemos cómo aumentarlos haciendo uso de suplementos nutritivos, es hora de ponernos manos a la obra con nuestro plan de entrenamiento.