cinta-de-correr-profesional-vs-uso-domestico-entrenamiento-intesidad


¿Con cuál te quedas?

Todo el mundo puede obtener grandes beneficios de salud con el ejercicio en cintas de correr. Sin embargo, no todo el mundo tiene tiempo para ir al gimnasio y quizás, en algunos casos, es preferible realizar esta actividad en casa. Por eso, si estás pensando en comprar una cinta de correr, por ejemplo, debes tener en cuenta, que no es igual una cinta de correr profesional, que una cinta de correr para uso doméstico. ¡Te explicamos las diferencias!


Entrenar en cinta de correr

La cinta de correr puede ser una excelente herramienta de entrenamiento. Con ella puedes correr bajo techo, lo que implica una gran ventaja cuando el clima no nos favorece. En un aparato como este, la ventaja es que puedes manipular algunos factores importantes como el ritmo, la inclinación y la distancia, para realizar entrenamientos más eficaces.

Además, realizar los ejercicios de la forma adecuada y saber cómo entrenar en cinta de correr es muy importante, sobre todo si estás pensando en comprar una. Si es tu caso, debes saber la diferencia entre una cinta de correr profesional vs. uso doméstico. ¿Cuál será la mejor para tí?


Cinta de correr profesional

La cinta de correr profesional se presenta como el aparato perfecto para tu entrenamiento en cinta de correr, así como la forma más efectiva a la hora de ejercitar los músculos con una mayor intensidad. Algunas de sus ventajas es que cuenta con un motor más potente, lo que permite un ejercicio más prolongado, por ejemplo. Además, este tipo de cintas de correr tienen una amplia superficie de carrera, una mejor amortiguación y soportan mayores pesos.

cinta-de-correr-profesional-vs-uso-domestico-gimnasio


Una de sus características principales, es que en ellas puedes comprobar mucha información: la velocidad, el tiempo, la distancia recorrida, el ritmo cardíaco, las calorías consumidas, la inclinación, y cuentan con diferentes programas de entrenamiento que se adaptan a tus necesidades concretas.

Entre sus desventajas, una de las más importantes es el precio, ya que suelen ser más caras. Necesitas desplazarte al gimnasio para utilizarlas, o, en el caso de estar pensando en adquirir una cinta de correr profesional para tu hogar, deberás preguntarte si tienes el espacio suficiente para colocarla, y pensar que requieren de una gran potencia de uso. De esta forma, tener claro qué tipo de entrenamiento es el que vas a realizar te hará ver las cosas más claras para saber si lo que necesitas es una cinta de correr profesional, o una de uso doméstico.


Cinta de correr para uso doméstico

Las cintas de correr de uso doméstico destacan porque suelen ser de tamaño más reducido, e incluso las hay que se pueden plegar para poder almacenarlas más fácilmente en el hogar. Tienen una menor potencia, por lo que pueden ser la opción adecuada si lo que necesitas es sesiones de entrenamiento cortas. Además, el precio es más barato que las cintas de correr profesionales.

Estas son perfectas para no tener que salir a caminar o correr al exterior, o tener que desplazarte hasta el gimnasio para realizar tu entrenamiento. Debes tener en cuenta, que son cintas de correr que están diseñadas para un uso doméstico, no para cualquier tipo de entrenamiento duro de gimnasio. Otro punto a favor es que tienen un fácil mantenimiento, y permiten alargar su vida útil con apenas ciudados.


¿Qué opción es la más adecuada para ti?

cinta-de-correr-profesional-vs-uso-domestico

Como comentábamos anteriormente, si tienes claro cómo entrenar en cinta de correr, y cuáles son tus objetivos, entonces elegir entre una u otra opción no debería ser tan complicado. Deberás además tener en cuenta las características de tu hogar, como la potencia que puedes utilizar, así como el espacio con el que cuentas para la cinta de correr. ¿Tienes espacio para una cinta de correr fija? Entonces igual comprar una cinta de correr profesional no es mala idea.

Además, también debes pensar en el tipo de entrenamiento que en cinta de correr que vas a realizar. ¿Quieres utilizarla para caminar? ¿Para entrenamientos de corta intensidad? En este caso, las de uso doméstico pueden ser la opción más adecuada. Otro factor importante es tu presupuesto.

Por otro lado, siempre puedes acceder a una cinta de correr profesional en tu gimnasio, probar y preguntar a tu entrenador cuál es la mejor opción en tu caso concreto, en función de los entrenamientos que necesites realizar con ella. ¿Lo tienes todo más claro?

Con todo esto, ya tienes mucha información para comenzar a pensar en el tipo de cinta de correr que puedes utilizar para tus entrenamientos. El objetivo es que tus entrenamientos sean efectivos, y una cinta de correr profesional o una de uso doméstico puede marcar la diferencia. En cualquier caso, se trata de una actividad muy beneficiosa que resulta muy beneficiosa para la salud, y que es muy sencilla de realizar para todo tipo de personas. ¿Ya tienes decidido si quieres utilizar una cinta de correr profesional o una de uso doméstico para tus entrenamientos?